lunes, 17 de noviembre de 2014

Niño interior

El niño interior

Para ingresar al mundo del niño interior se requiere, más que interés y querer estar a la moda, de curiosidad, inocencia, creatividad y deseo de asombro por las cosas nuevas.

El adulto del presente se esta marchitando por la falta de conexión con ese maravilloso ser que llamamos niño interior, que en lo profundo de cada persona grita por ser rescatado, porque le dejen salir a jugar en el jardín de la vida con otros niños que sonríen y ven la vida con otros ojos.

¿Por qué los adultos de hoy son amargados?

Esa pregunta me la realizó hace poco un niño de 7 años que acompañaba a sus padres a terapia.

Cantar, bailar, sonreír, escuchar música, participar de juegos y eventos sociales donde se manifiesta la felicidad, la alegría y el gozo de compartir, son partes olvidadas y eliminadas por completo de la vida de hombres y mujeres que, en la vida adulta, han omitido por compromisos adquiridos con estereotipos y perfiles impuestos por la sociedad consumista, donde el ser humano es percibido como una máquina de trabajo y no como una persona humana que tiene emociones, sentimientos y valores. En este sentido el niño interior ha sido asfixiado por las cargas laboral, social, cultural, mercantil, sexual, consumista, etc. impuestas por terceros.

terapia regresiva reconstructiva

Problemas de los adultos que se desconectan de su niño interior

Frecuentemente escucho a muchas personas adultas en los procesos terapéuticos lamentarse de su situación actual y dentro del discurso añoran el pasado que vivieron en algún momento de la vida, siendo los de la infancia los más relevantes dentro de su biografía personal, pero que en la actualidad les parece ridículo cuando se les sugiere conectar con esa parte infantil y permitir una integración entre el niño interior y el adulto de hoy.

Muchos creen que esa integración del adulto del presente con el niño interior o niño que fuimos alguna vez, les quitaría seriedad y prestigio en sus vidas ya que la sociedad exige unos patrones de comportamiento específicos donde no caben los elementos axiológicos de los niños, quienes a partir del juego inocente, asombroso y espontáneo encantan al entorno con su creatividad.

Algunos de los problemas más comunes que se presentan en adultos desconectados de su niño interior son:

1. Insomnio y problemas para dormir o conciliar el sueño. 2. Pesadillas y terrores nocturnos. 3. Problemas alimenticios. 4. Dificultad en la comunicación con los demás. 5. Problemas sexuales como disfunción eréctil, eyaculación precoz, anorgasmia, frialdad y poco interés o deseo sexual, situaciones que terminan acabando con la relación de pareja. 6. Escasez económica y pérdida constante del dinero. 7. Personas propensas a accidentes. 8. Tendencia a la depresión o melancolía (Añoranza de lo que pudo haber sido y no fue). 9. Apatía y aislamiento social. 10. No encuentran el camino o su misión en la vida.

Teniendo el cuenta lo anterior podemos darnos cuenta de qué tan conectados o desconectados estamos de nuestro niño interior, pues si reunimos más de tres puntos es el momento de buscar ayuda profesional, calificada, idónea y adecuada para sanar los bloqueos psicológicos que pueden tenerte estancado en tu camino de vida.

Terapia Regresiva Reconstructiva¿Para qué sanar el niño interior e integrarlo al adulto del presente?

Si eres un arquitecto o ingeniero responsable de la construcción de un nuevo edifico, que será el que te lance al estrellato o fama como constructor, más que pensar en la pintura o ventanas que llevará tu edificio, profundizarás más en temas como la firmeza del terreno y las bases o cimientos que sostendrán toda la edificación, pues de estos últimos dependerá la estabilidad de tu edificio así como del tiempo que estará en pie. Además, debes tener en cuenta los protocolos de sismo-resistencia para soportar los movimientos telúricos o terremotos que se puedan presentar y al final del día, después de un temblor de tierra, los proyectos sigan en pie sin fisuras, conservándose firme en su totalidad para continuar hacia el futuro.

Ahora bien, de acuerdo a la analogía del Arquitecto o Ingeniero con el edificio, creo o sospecho que te queda claro para qué sanar tu niño interior e integrarlo con el adulto que eres en este momento.

Beneficios del Adulto naciente y un niño interior sano.

Si quisieras saber los beneficios de esta maravillosa integración, sólo detente un momento y evalúa tu vida actual, miedos, fobias, enfermedades, bloqueos emocionales, problemas para dormir, problemas familiares, sociales o personales, etc. Si te identificas por lo menos con tres o más de ellos, imagínate cómo seria tu vida sin esos problemas y de ahí saca tú mismo tus propias conclusiones sobre los principales beneficios obtenidos al liberarte por completo de tus problemas y situaciones estresantes actuales.

sanando el niño interior

Todo esto es posible logarlo sanando tu niño interior e integrándolo al adulto de hoy, si buscas como hacerlo de forma rápida sin dar tantas vueltas, gastar grandes cantidades de dinero probando productos y cosas que al final del día te van a dejar con el mismo problema, te recomiendo que cuanto antes inicies un proceso personal, profundo y terapéutico con Terapia Regresiva Reconstructiva y marques la diferencia. Pues para ver en tu vida ocurrir cosas nuevas tienes que hacer cosas diferentes, salir de tu zona cómoda e integrar a tu vida un proceso terapéutico serio que verdaderamente transforme tu vida en poco tiempo y para siempre.

Un Jardín lleno de flores, arboles, mariposas que vuelan por el lugar, pájaros que cantan la melodía de la vida, un río cristalino y fresco que recorre por doquier, la suave brisa que acaricia, el hermoso sol que brilla, calienta y confunde su belleza con el azul del cielo en medio de este escenario tan maravilloso… Nada de ello tendría sentido sin las risas, cantos, juegos, rondas y alegría que solo pueden manifestar los niños que están jugando en el Jardín.

Pastor GarciaPastor García Terapeuta Regresivo Reconstructivo “Siempre a una llamada o clic de distancia” Agenda una cita Ahora mismo. Carrera 72 Bis No 73-17 Teléfono 604 9555 Móvil 300 3265922 Mail: contacto@pastorgarcia.com Bogotá Colombia